jueves, 21 de febrero de 2008

Boca consiguió un empate que no le viene mal

El Xeneize se llevó un difícil empate de Maracaibo que no le viene nada mal, más teniendo en cuenta lo mal que jugó. Mea Vitali puso, con un gran tiro libre, en ventaja a los venezolanos a los 35 del segundo tiempo, mientras que dos minutos más tarde igualó Sebastián Battaglia.

En Venezuela, Boca era el máximo favorito. Se esperaba un dominio amplio del equipo de Ischia que lo llevara a un triunfo sencillo. El Unión Maracaibo llegaba en crisis, con un técnico (Pellicer) que muchos afirmaban, se jugaba el puesto. Sin embargo no pasó nada de lo esperado, el conjunto argentino jugó mal y se llevó un punto de casualidad.

En el inicio del partido, el visitante tuvo la pelota y se arrimó, pero enseguida cuando la perdió llegó un contraataque y Maracaibo avisó. El conjunto azulgrana tuvo la pelota, sin generar tantas chances pero mantienendo al Xeneize alejado de su arco. Los dueños de casa sorprendían con su rendimiento y se daban cuenta que podían dañar la endeble defensa del equipo de la Ribera.

Durante el comienzo de la segunda mitad, Palacio estrelló un remate en el travesaño luego de quedar mano a mano con el arquero. Durante esa etapa, Boca, sin jugar bien, tuvo varias chances que no se concretaron. Justamante fue Palacio quien tiró larga una pelota cuando se iba cara a cara con el arquero Henao (el que jugó en Once Caldas). Luego, increiblemente optó por no definir, también mano a mano, para dársela a Palermo y el balón se fue largo.

Esto no tapa para nada la mala tarea del defensor de título que no tuvo un buen partido. Pero si es preciso remarcar que la igualdad fue justa.

Palermo más tarde envío un balón de cabeza hacia atrás, el cual no pudo ser conectado con precisión por Juan Román Riquelme.

A los 35 del complemento, Maracaibo desbarató el conformismo que tenía el equipo argentino con ese empate. Es que Mea Vitali metió un tiro libre contra el palo, muy potente, muy bien ejecutado, tremendo. Era el 1-0 y los de Ischia estaban en problemas.

Sin embargo, enseguida Boca tuvo un corner. Riquelme lo ejecutó inesperadamente muy abierto para Morel, claro lo que pasaba es que tenían algo preparado. El paraguayo se la devolvió al enganche desde la banda izquierda, y Román metión centro al corazón del área chica, el cual fue impactado por Battaglia para de esta forma llegar el conjunto que en esta ocasión se vistió de amarillo, a la igualdad en uno.

El conjunto boquense no jugó bien, es cierto, que ese esperaba más y defraudó en esta ocasión, también es verdad, que le faltó marca y tenencia de balón en el medio, no se puede negar. Pero el empate fue justo, Boca de ninguna forma mereció perder ya que los venezolanos tampoco fueron una luz, sorprendió su planteo, el cual fue más ofensivo de lo esperado. Hay que tener en cuenta el desgaste que traía el equipo luego del encuentro del domingo y el desgaste que se hizo hoy, ya que el domingo esto debería ser tomado en cuenta para rotar un poco en el choque ante San Martín de San Juan como visitante.

Por otro lado, el plantel ya está viajando de regreso a Buenos Aires y llegará en las próximas horas.

Otro dato que vale la pena destacar, es que Boca fue, luego de Nacional de Montevideo, el segundo equipo no brasileño en sumar puntos como visitante. El Bolso ayer ganó ante Bolognesi. Cruzeiro y Santos eran los brasileños que sumaron fuera de casa, aunque sólo Santos, Nacional y Boca sumaron fuera de casa en la fase de grupos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario