jueves, 6 de noviembre de 2008

¿Jugó Boca?

El Xeneize jugó muy mal en casa y se cortó una racha de 29 partidos (cinco años) sin caer como local por Copas Internacionales. Fue 2-1 con goles de Magrao y Alex. Riquelme igualó transitoriamente de penal. Forlín vio la roja sobre el final.

Boca tenía que golear en la Bombonera para poder pasar a las semifinales de la Copa Sudamericana debido a la derrota 2-0 de la ida, ante Inter de Porto Alegre. Para eso, Carlos Ischia paró once titulares que no variaron demasiado de aquella noche.

En el comienzo del encuentro el cuadro dueño de casa fue a buscarlo, pero sin claridad, sin nitidez. De a poco, el elenco brasileño fue consolidando su solidez defensiva y trató de salir de contra, el medio de los colorados, de la mano de D´Alessandro, manejó mejor la pelota y, más allá de no crear demasiadas ocasiones de gol, hizo su negocio.

Hubo sólo una ráfaga, que duró no más de cinco minutos, en que primero Luciano Figueroa (mucho sacrificio), después Alvaro González de afuera del área y nuevamente Lucho, a la salida de un corner, pudo poner el 1-0 pero se le volvió a ir desviado. En esa etapa inicial, la figura boquense fue Pablo Mouche, sin dudas el más desequilibrante de todos, habiendo visto a Cardozo, Gaitán y Gracián dando mal (casi) todos los pases.

En el complemento, este equipo alternativo mostró una de las peores (sino la peor) cara. Ischia puso a Lucas Viatri por Neri Cardozo y puso a Julio Barroso más como volante por derecha que de lateral por ese costado.

Pero todo se vino abajo cuando, de arranque nada más, vino un centro de Nilmar, que recibió habilitado por Forlín y muy libre, con el joven zaguero que lo dejó tirar el balón al área, para que de cabeza Magrao ponga el primero.

Enseguida ingresaron Jesús Dátolo y Juan Román Riquelme para aportar experiencia y tratar de cambiar las cosas. Se fueron Nicolás Gaitán y Leandro Gracián. Pero poco hicieron y también cayeron en la imprecisión. Sin embargo fue al ex Banfield a quien le cometieron un penal, dudoso (por todos los que Ruiz no dio en el primer tiempo en favor Xeneize), y Román la mandó a guardar. Era el 1-1 y ahora por la hazaña de marcar otros tres tantos en un poco más de media hora.

Hubo algunos minutos de desconcierto tras ese tanto en el elenco brasileño, pero tampoco hicieron demasiado mérito los locales como para pasar adelante en el marcador. Pasado ese lapso, la visita se recuperó y, finalmente, encontró el segundo. Balón por bajo al área, Alex recibió solo y venció a Javier García. Luego, Juan Forlín vio la segunda amarilla, aunque a decir verdad en todo el segundo tiempo pareció que el azul y oro jugó con uno menos.

Y desde esa conquista de los de Porto Alegre, menos realizó Boca para evitar, al menos, la caída. No tuvo oportunidades y terminó perdiendo con total justicia un invicto de 29 partidos como local por torneos internacionales. Desde el 2003 (0-1 con Nacional de Medellín), el cuadro de la Ribera no perdía en su casa.

6 comentarios:

  1. Lo que más me dolió fue haber perdido la racha de partidos ganados en La Bombonera... por lo menos quería un empate...

    ResponderEliminar
  2. Estamos igual GIA. Yo por eso quería que hubiera algo de adicionado.

    ResponderEliminar
  3. La caída de ayer da lugar para algunas reflexiones.
    Primero: los jugadores juveniles/de reserva han hecho un buen papel, en algunos casos muy digno. Por un lado sirve para su fogueo, ahora habrá que levantarlos anímicamente, ya que algunos casos como Mouche y Forlin tienen un gran futuro por delante.
    Segundo: los suplentes del equipo de Primera. En posts anteriores escribí que los ex Vélez Gracian & Castromán directamente NO son para la primera de Boca, y ni siquiera el primero de ellos supo situarse ayer en la cancha. Álvaro (no-siento-la-marca-me-arreglo-la-vincha) Gonzalez tampoco es jugador para Boca. Lo de ayer fue intrascendente, como todo lo que intentó producir en su casi año y medio en el Club.
    Cardozo: si bien mi postura es defender a los jugadores nacidos futbolísticamente en la Institución, este es un caso aparte. Su aparición en Primera fue explosiva, estábamos ante un velocista. Lamentablemente su sobre exposición mediática fue contraproducente. Algo que padecen gran cantidad de jugadores, y que no solamente es salir con una vedette de segunda línea, sino también todo el aparato mediático y demás lacras (recordar el caso Tevez que detrás de su gato se encolumnaban Ventura persiguiéndolo por todos los boliches y hasta Sofovich ?!?!). Creo que todo eso es desgastante: el jugador no solo tiene que asimilar la propia exposición a los medios sino q ahora se ve invadido en su privacidad.
    Tercero: el rival. parece que hemos encontrado una motivación para un perdedor nato y peor jugador como D`Alessandro. Siempre jugó su partido aparte y hasta complicó a su equipo. Ahora, este muchacho cuando fracasó en Alemania, también trataba así a Michael Ballack o a Lukas Podolski? No, seguramente le pedía autógrafos o la camiseta. Anoche se la agarró con el único jugador desequilibrante nuestro y aprovechándose de su incipiente cantidad de partidos en primera, trató de sacarlo del partido. Cero caballerosidad deportiva, aunque eso no parece importarle a nuestras estrellas del periodismo local que ya lo piden para la Selección…
    Cuarto: el periodismo siempre en contra: ayer en la previa se dio este dialogo entre Don Niembra y Hugo Ibarra
    “DN: - vio el partido Estudiantes vs. Botafogo? Vio la reacción de uno de sus jugadores robándole y sacándole tarjeta amarilla al referí?
    HI: - si…
    DN: que le pasa a Uds. los jugadores, digo, Ud. tuvo una reacción parecida contra el línea en el súper clásico?”
    Me ahorro cualquier comentario…
    Quinto: Boca, un institución de primer orden internacional, que está cabeza a cabeza peleando el primer lugar de logros con el Milán, puede darse el lujo de menospreciar una copa si bien de no tanto prestigio como la Libertadores, pero internacional al fin ¿?

    ResponderEliminar
  4. Para los que utilizan la excusa "s-imposible-jugar-dos-partidos-por-semana" y ya la asimilan como a una muletilla, les pido lean esta nota:
    Roma: “Usé el mismo par de botines por 15 años”
    Cuando se menciona a Boca Juniors, inmediatamente se lo asocia a varios términos: trascendencia, ganador, poder, dinero… por lo menos esto sucede en la actualidad. Pero hace más de 40 años, cuando el plantel xeneixe era integrado por grandes figuras como Antonio Roma, Silvio Marzolini, Antonio Rattín y Norberto Madurga -entre otros-, había escasos recursos para los futbolistas, condición que muy pocas veces se daba a conocer en los medios.
    “Vivíamos del fútbol, pero no era tan fácil. En ese tiempo se galgueaba, no se ganaba lo mismo que ahora. pero no te podías quejar porque te borraban”, afirmó con tono de resiganción el propio Roma, que con una sola frase resumió la difícil situación por la que atravesaban a pesar de jugar en uno de los clubes más grandes de sudamérica: “Usé el mismo par de botines durante 15 años en la primera de Boca”.
    En un intento por desdramatizar el hecho, el ex arquero agregó que “a veces el utilero le cambiaba la suela”. Luego, no pudo evitar volver a recordar la cruda realidad. “En mi casa me tejían los buzos negros con los puños grises que a veces usaba en los partidos”, enfatizó en diálogo con Tridente Ofensivo.
    Las vivencias que tiene para contar Roma abundan. Pero dos se destacaron por encima del resto. La primera tiene que ver con el Mundial de 1966 disputado en Inglaterra: “Me pagaron sólo 14 dólares por usar la ropa de Puma”, reveló. La segunda, referida a la cantidad de amistosos que el equipo jugaba en el interior del país. “Tardábamos 30 horas en micros con asientos de madera terciada y sin baño. Y ahora se quejan por dos partidos a la semana”, apuntó.
    El amor por la camiseta apacigüó de alguna manera el dolor por los ingratos recuerdos.
    Increíble! El contraste con el presente, viajes en aviones en primera clase, ropa de la mejor marca y el mejor contrato... Me imagino ese momento: "no. hoy uds. no juegan, Boca menosprecia esta copa y pone juveniles para su fogueo..." Hubieran jugado por el honor.

    ResponderEliminar
  5. Hal, estoy de acuerdo en casi todo. Sólo hay algo en lo que no estoy de acuerdo: no me parece mal darle menos importancia a esta Copa. Hay un objetivo el primer semestre que es, sin dudas, la Libertadores, otro en el segundo que es el torneo local. Sinceramente no me parece mal. Además ganar esta copa te hace ir a Japón pero no a jugar con los mejores del mundo, los campeones continentales, con el campeón de Japón! Es un viaje al pedo para una copa esa que, sí, es de leche para una institución como Boca..

    ResponderEliminar
  6. Boca jugó de lo más feo y mal este partido en el segundo tiempo, rescatable lo de Pablo Mouche, no me gustó para nada el Tata, mal jugó la verdad.

    Gracían, no estuvo metido en el partido no me gustó tampoco, y creo que hay una cantidad de juveniles que jugaron impresionante en este torneo, sea como sea, River está otra vez fuera y nos hubiera tocado doble clásico.

    PD: Che en Tigre 007 - Deportes, hay 100 post relacionados a Boca.

    ResponderEliminar