domingo, 21 de diciembre de 2008

Y de tanto correr...

Ibarra y Dátolo, incansables boquenses, trabajaron diferenciado esta mañana luego de acabar el partido ante San Lorenzo con algunas molestias. Igualmente, Ischia podría contar con ellos casi seguramente. González y Gracián serían los reemplazantes de Vargas y Riquelme respectivamente, que llegaron a la quinta amarilla.

Ya está, ya pasó. La alegría del triunfo ante San Lorenzo que dejó a Boca con medio campeonato en el bolsillo ya debe ser olvidada. El plantel entrenó esta mañana en Casa Amarilla pensando en el definitorio choque del martes ante Tigre.

En la práctica, tanto Hugo Ibarra como Jesús Dátolo no trabajaron a la par de sus compañeros porque acabaron con algunas molestias ayer tras el encuentro ante el Ciclón. Pese a esto, llegarían sin mayores problemas a la finalísima.

Otro dolor de cabeza para Carlos Ischia es que Fabián Vargas y Juan Román Riquelme llegaron al límite de amonestaciones. Alvaro González por el colombiano y Leandro Gracián por el diez serían las únicas dos variantes.

Entonces, saltarían a la cancha: Javier García; Hugo Ibarra, Julio César Cáceres, Juan Forlín, Claudio Morel Rodríguez; Alvaro González, Sebastián Battaglia, Jesús Dátolo; Leandro Gracián; Lucas Viatri y Luciano Figueroa.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario