miércoles, 17 de enero de 2007

No viene Gracián

Se pinchó la llegada de Gracián y Boca va por Pino



El Xeneize hizo un último intento por el enganche: 3.800.000 dólares y el 30 por ciento de una futura venta al exterior. Monterrey pidió además a Boselli y ofreció 1.800.000 por Morel Rodríguez. Ambos quedaron disconformes y la novela no tuvo un final feliz. La opción es el mediocampista colombiano.

Leandro Gracián tenía unas ganas tremendas de volver al país para jugar en Boca y Miguel Angel Russo quería entregarle la conducción inmediatamente. Finalmente, ninguno de los dos podrá cumplir el objetivo, ya que el conjunto xeneize no llegó a un acuerdo con Monterrey y el pase se cayó definitivamente.

Los dirigentes de Boca hicieron un último esfuerzo: ofrecieron 3.800.000 dólares y el 30 por ciento de una futura venta al exterior. Pero sus colegas mexicanos retrucaron la propuesta: pidieron a Mauro Boselli, un delantero con futuro, en lugar de ese porcentaje y además se quisieron adueñar de Claudio Morel Rodríguez por 1.800.000 de la moneda estadounidense.

Boca prefirió retener al reemplazante natural de Martín Palermo y se negó rotundamente a desprenderse del defensor paraguayo, que tantos resultados brindó en el último campeonato. Las negociaciones llegaron a su fin, pese a que el libro de pases en México cierra mañana.

Ahora, la entidad de La Ribera buscará contratar al habilidoso enganche colombiano Juan Pablo Pino, quien está jugando el Sudamericano Sub 20 con su seleccionado. Independiente de Medellín pretende dos millones de dólares por el 50 por ciento. ¿Comienza otra novela?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario