domingo, 20 de enero de 2008

La Feliz infeliz

Fue un encuentro muy parejo donde Boca y San Lorenzo empataron 1 a 1 en Mar del Plata. Debutaron los supuestos titulares del Xeneize, con Riquelme como centro de atención. La imagen del equipo no fue buena.

Los partidos del verano sirven para probar jugadores y esquemas tácticos. El partido anterior, por jugar los suplentes, y éste por ser el primero de los mejores jugadores del equipo de La Ribera, quizá puedan ser demasiado prematuros como para sacar conclusiones. Pero en base a lo visto dentro de la cancha, Boca decepcionó, defraudó.

Riquelme apareció poco, no terminó de mostrar todo lo que sabemos puede hacer, pero cuando apareció marcó la diferencia generando las chances importantes del elenco azul y oro. De todos modos, como digo, no entró tanto en acción. Un ejemplo de alguna aparación importante del enganche fue cuando, en el primer tiempo, sacó un gran remate desde afuera del área, Orión dio rebote y Palermo no logró conectar esa pelota bien para así poner a Boca arriba.

El segundo tiempo arrancó siendo un poco superior el conjunto dirigido por Ischia pero, como durante todo el partido, el rival emparejó las cosas a tal punto que logró mostrar mejor fútbol poniéndose, gracias a una gran jugada de Aureliano Torres, 1-0. En el gol falló Maidana y Migliore no tuvo reacción.

Al rato con un gran tiro libre Morel Rodríguez clavó el 1-1. Genial remate, como los dioses remató el paraguayo.

Luego fue expulsado por doble amarilla (en una misma acción) Pablo Ledesma. El árbitro Bassi, de gran desempeño, le mostró la tarjeta por una falta que cometió, habiendo aplicado el referí la ley de ventaja, inmeditamente después el cordobés cometió una falta y se llevó las dos amarilla.

Debutó Castromán y mostró algunas cosas interesantes. Se lesionó Ibarra (sería un esguince de rodilla), y Román se golpeó, pero no sabemos de qué se trata.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario