domingo, 3 de febrero de 2008

Boca perdió un clásico vibrante

El Xeneize cayó esta noche ante River 3-2 en lo que fue sin dudas el mejor partido del verano argentino. Los de Ischia no dejaron una mala imagen teniendo en cuenta algunos hechos que se sucedieron durante el encuentro.

En el primer tiempo Boca empezó como amplio dominador de las acciones, creando muchas chances y antes de los 20, tras varios intentos, llegó el 1-0. Tiro libre para el campeón de América, entró Paletta por atrás de todos y a la red, un lindo cabezazo del ex Banfield. Intentos de Palermo, tiros de media distancia de Dátolo, algo de Palacio, pero Boca erraba mucho y antes de los primeros 25 minutos podría haber llegado el 2-0 si de merecimientos hablamos.

Pero por las cosas que tiene el fútbol, River empató gracias a un gran pase de Alexis Sánchez (ese jugador que no quiso Boca porque lo traían a préstamo y no comprando el pase como Pompilio y cia pretendía) Falcao clavó la igualdad en uno. El conjunto auriazul sintió el impacto anímico de ese gol pero no dejó de lado la ambición y quiso más. Hasta que en un ataque de ellos por la izquierda, desemboca el balón en Abreu y 2-1, nada más injusto. Boca empezó a desacomodarse y ni hablar cuando pasó lo que les voy a contar: apilada fenomenal de Alexis Sánchez (sí, que bien hoy podría tener la azul y oro), entra al área, Alvaro González intenta quitarle la pelota de atrás, se tira al suelo, no lo toca, el chileno se aviva, se tira, Pezzotta (se había comido un penal a Palermo anteriormente) compra, Alvaro ya amonestado con anterioridad deja la cancha por doble amarilla. Pateó el burro Ortega y gol. 3-1 y la bronca de que cuando ellos habían pateado tres veces al arco, el más grande lo había hecho no menos de cinco o seis y se estaba dos goles abajo.

Con pocas esperanzas esperamos los hinchas el segundo tiempo, casi entregados a una derrota segura, pero no dejamos de verlo, fiel a nuestra costumbre de pelearla, y valió la pena. River tocaba, se aprovechaba de que el Xeneize jugaba sin lateral derecho y aunque no generó demasiadas chances, merodeó el área de Migliore. Pero a base de garra, Boca consiguió un penal, dudoso es cierto, y las consecuencias para River fueron las mismas que para los de Ischia: penal que para muchos no fue y expulsión para Ferrari por doble amarilla. Palermo lo pateó muy bien, 3-2 y esperanza.

Con muchísimo corazón se buscó el ansiado empate, con ese corazón y garra que desaparecieron en la era Russo pero que con Ischia parecen haber vuelto. Claro la ineficacia y el cansancio también se hicieron presentes para obstaculizar el gol de la igualdad, que tanto merecía el equipo azul y amarillo. Remates de afuera de Dátolo, algunos intentos de Palacio, un penal que, para variar, se comió Pezzotta contra Paletta, un tiro bajo de Boselli que estuvo ahí nomás de ser gol. Además hay, en el final, fue cuando más se lo extrañó a Riquelme, teniendo Boca innumerables tiros libres con los que él hubiera hecho maravillas. Y para colmo ellos se quedaron con 8, ya que a los 43 fue expulsado Ponzio y dos minutos más tarde Cabral. Dátolo intentó de vuelta y el remate le salió débil.

Boca perdió, es cierto, no se puede decir que haya jugado bien luego del 1-2 y tendrá que trabajar mucho en la definición para cuando empiece la competencia oficial porque lo que pasó hoy, y que sucedió ante Racing cuando jugaron suplentes, pueden costarte un campeonato, pero la imagen del equipo es buena si tenemos en cuenta lo relatado, reaparecieron los huevos y la garra que tanto nos caracterizan, eso es importante. Por el otro lado lo tenemos a River, contento porque hizo doblete al ganar Torneo de Verano y Copa Revancha, tal y como sucediera el año pasado, pero, alguna vez tenemos que dedicarnos a gastarlo, tanta seriedad no me hace bien luego de un partido así. Por eso los invito a ver cómo les fue el año pasado luego de ganar todo en el verano:

ÚLTIMO EN SU GRUPO DE LIBERTADORES, claro está eliminado en primera ronda.
4º DEL CLAUSURA, lejos de la cima.
ELIMNADO EN SEMIFINALES DE LA SUDAMERICANA POR ARSENAL, sigan participando, algún día ganarán un partido definitorio.
14º DEL APERTURA, mamarracho, primer equipo en perder contra los cuatro ascendidos y con dos goleadas incluídas (4-1 vs Tigre y 4-0 vs Olimpo).

DEL MÁS GRANDE, Lejos.

Que lo disfruten, el regalito de papá para este verano 2008.

1 comentario:

  1. Excelente nota ! me encantó el remate final!

    saludos

    Ani La Bostera de Avellaneda

    http://lamitadmasunoteamaelrestotenvidia.blogspot.com/

    ResponderEliminar