sábado, 2 de febrero de 2008

La historia de la camiseta

Hace poco menos de 103 años que nació Boca y, como era común para cualquiera por aquellos años, le costó conseguir los colores que lo identificaran y lograr mantenerlos para siempre. Pasaron algunas camisetas hasta que finalmente se llegó al azul y amarillo actuales.

Sobre la primer camiseta hay opiniones divididas. Algunos afirman que fue colo rosa oscuro, con tela satinada. En cambio, otros aseguran que fue color rosa y siendo utilizada unos pocos partidos. Después de algunos días, los fundadores se reunieron nuevamente y le pidieron a una hermana comprar unas nuevas camisetas. Estas fueron de lana, a bastones finos negros y blancos, como la que fue alternativa hasta hace menos de un año. Igualmente acá los dicho se contradicen, ya que hay ciertos rumores que dicen que la remera fue azul y blanca, con el mismo diseño.

Resulta que existió un equipo llamado Boedo con una casaca similar, entonces los clubes hicieron un acuerdo y se enfrentaron para definir quién adoptaba estos colores de manera definitivia. El conjunto Xeneize cayó y así hubo que ir en busca de nuevos colores.

Un hombre que trabaja en el puerto, vio un día la bandera de un barco sueco con los colores azul y amarillo. De esta manera se decidieron por estos dos colores y fue así como el Xeneize los llevó por siempre y vivió el resto de su rica historia con esta identifiación.

Primero, en 1908 se utilizó una franja amarilla diagonal, similar a la actual de máximo rival, River Plate. Este diseño duró poco ya que, cuando se pidieron nuevas camisetas, fueron solicitadas con la franja amarilla y así perdura hasta la actualidad.

Transcurría el año 1996 y la remera se modificó nuevamente: ahora, entre el azul y amarillo, había una línea blanca de 2 centímetros de espesor, algo que trajo enojo entre los hinchas, dado que éstos se oponían al diseño acordado. Fue así como en 1998 se volvió a los tradicionales colores, pero esta vez la franja amarilla pasó a tener 33 centímetros de espesor. Este cambio trajo éxitos ya que Boca cortó una sequía de varios años sin títulos y obtuvo el bicampeonato en los torneos Apertura 1998 y Clausura 1999.

Ya en el año 2000 se hizo una nueva modificación. Lo novedoso fue la parte amarilla volvió su tamaño original, 15 centímetros, y el azul fue más claro. Esta casaca trajo aparejados tres títulos durante el año de estreno: Copa Libertadores, Torneo Apertura y Copa Intercontinental. En 2001 el escudo paso al medio y no se mantuvo en el lado izquierdo como antes. Aparte, se agregó una franja azul más oscura a los costados y atrás la franja amarilla fue desde el número hacia abajo. El Xeneize ganó la Libertadores ese año.

Luego, entrando el año 2003, se eliminó la franja amarilla de la espalda, los números blancos son más grandes y visibles. Junto con esto se usa una musculosa amarilla debajo, que cubre algunas cosas del diseño de color azul, las cuales hacen que se pueda ver a trasluz la piel. ¿Los resultados? Iguales al 2000: Campeón de la Copa Libertadores, Torneo Apertura y Copa Intercontinental.

Después, durante el año 2004, la camiseta comenzó a sufrir algunos cambios como el hecho de que se agregue una parte amarilla en la parte de abajo de los brazos, conservándose el tono de azul.

Más cercanos, en 2006, se vuelve al típico azul y amarillo más oscuros (foto), con la franja amarilla en la espalda. Esta remera dio dos vueltas olímpicas: Recopa 2006 y Copa Libertadores 2007.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario