domingo, 30 de marzo de 2008

A Boca se lo empataron al final y no pudo mantenerse en la cima

El equipo de la Ribera no pudo con Olimpo debido a su déficit en la definición y sus grandes problemas defensivos. Gracián aventajó al Xeneize, siendo Lujambio quien iguale diez minutos antes de la finalización del encuentro.

Boca pagó cara su falta de precisión de cara al gol en un encuentro que pudo haber ganado sin jugar bien, pero podría haber triunfado con tranquilidad. Sin embargo, Ischia realizó un solo cambio y demoró mucho en hacerlo, no metió sangre fresca al campo y en los últimos 20 minutos de partido el equipo de la Ribera sintió el desgaste. Entonces consiguió la igualdad el conjunto local.

EL PRIMER TIEMPO
Arranque sin muchas chances, pero intenso. Olimpo mejor parado y complicando a una endeble defensa Xeneize que sufría por los costados. Sin embargo, pese a unos primeros 25 minutos bastante favorables para los bahienses, los dirigidos por Carlos Ischia se acomodaron, comenzó a notarse la movilidad de Gracián y llegó, justamente por intermedio del Tano, el 1-0 que con el transcurrir de los minutos se justificaría.
Boselli metió una pelota área de lado a lado para el ex Vélez que ingresaba por derecha, éste quedó mano a mano con el arquero, enganchó para hacer pasar de largo a un defensor y definió bárbaro. Otro golazo para Gracián, quien convirtió tres en igual cantidad de partidos como titular.
Siguió derrochando algunas oportunidades Boca y eso hizo que la primera mitad termine con tranquilidad en lo futbolístoco, pero justeza en el resultado.

EL COMPLEMENTO
El inicio (hasta cerca de los 20) fue similar al último cuarto de hora de del perido inicial.
Entre la colección de chances que derrochó el conjunto azul y oro hubo un remate de Rodrigo Palacio que se estrelló en el palo y cuando Boselli quiso definir con el arco a su merced, un zaguero de Olimpo lo molestó desde atrás, de esta manera el balón volvió a ir lentamente, otra vez al poste. Fue justamente Boselli quien se perdiera otro cabezazo.
Boca tocó bien del medio para arriba, pero en el fondo sufrió. Y cuando comenzó a sentir el desgaste más todavía. Pasados alrededor de 20 minutos empezaron a notarse ciertos rastros de cansancio. Varios futbolistas no corrían tanto y ese momento era el del dueño de casa, y no lo desaprovechó.
Llegó un centro desde la izquierda de la defensa boquense, cabeceó Lujambio a menos de un metro de distancia de Caranta, nadie lo tomó y llegó el 1-1 para empañar una tarde-noche que pudo terminar en alegría.
El final fue de ida y vuelta, con los dos creando peligro pero no logrando concretar.

RESUMIENDO
Boca mostró dos caras: una al atacar, donde una vez que se acomodó pudo ser claro y profundo, con una gran tarea de Vargas y otros buenos rendimientos de Gracián y Palacio, pero cuando defendió aparecieron los problemas y cada llegada de Olimpo generaba mucho peligro. Dos temas a rever: la definición y los problemas defensivos.
Además, Ischia tardó mucho en hacer un único cambio y no metió sangre fresca al campo de juego.

El equipo campeón de América quedó como escolta, con 16 puntos junto a Estudiantes, a quien seguramente le darán los tres puntos del encuentro con Racing. El líder por ahora es River con 18.

2 comentarios:

  1. Boca tendria q haber ganado, fue superior todo el partido pero le perdono la vida y el futbol es asi...


    empataron mis 2 equipos, Boca y Huracan... salu2 masters...

    ResponderEliminar
  2. Que lo parió, nos embocaron. Creo que tenemos que practicar mejor la resolución de jugadas, no puede ser que nos comamos tantos goles abajo del arco. Con mucha bronca.

    un abrazo!.

    www.planetaxeneize.blogspot.com

    ResponderEliminar