miércoles, 7 de mayo de 2008

Boca jugó muy bien y tiró abajo el mito del estadio Mineirao

El equipo Xeneize ganó muy bien 2-1 a Cruzeiro y está en cuartos de final, mientras se sigue consolidando como el terror de los brasileños. Lo definió en el primer tiempo gracias a los goles de Palacio y Palermo que lo dejaban arriba 2-0. Wagner descontó para los locales en el complemento. Ahora se viene Atlas, otra vez, como en la fase de grupos.

Parece que Boca todo lo puede. Porque cuando muchos lo dan por muerto y siempre, pero siempre, aparece. Hoy, jugó muy bien, con presencia, autoridad y sobre todo mística, como siempre. Volvió a ganar en Brasil para seguir siendo el terror de los equipos de ese país, ante un tibio Cruzeiro que hacía mucho no perdía en ese estadio, donde sólo una vez había visto ganar a un equipo argentino. Cuándo no, en esa ocasión fue Boca, 2-1 a Mineiro. Aparte, la Raposa no tenía antecendentes de derrotas contra elencos de nuestro país en ese estadio.
¿Errores? Los hubo en defensa pero no sirven para empañar una gran tarea para consolidar este 2-1 a favor de los de Carlos Ischia.

EL PRIMER TIEMPO
Parejo, Cruzeiro dominaba porque tenía la pelota pero no dañaba. De a poco se empezó a ver que el Xeneize marcaba presencia, sin embargo, pelotas cruzadas de izquierda a derecha de la defensa que complicaban al equipo visitante. Primero Marcelo Moreno que no logró dominar el balón, luego Guillherme la desvió. Pero con un rato de enchufarse y de ratificar su gran historia, le alcanzó. A los 34 Palacio avisó tras un gran pase de Riquelme. A los 36, luego de asistencia de Dátolo y desde afuera del área, Rodrigo la clavó en un ángulo, GO-LA-ZO.
Y a los 43, una nueva asistencia de Dátolo, esta vez en forma de centro para que Palermo la cabecee y empiece a definir la historia: ahora, el dueño de casa debía marcar cuatro tantos para pasar.
Cruzeiro 0 - Boca 2 al entretiempo.


EL COMPLEMENTO
Boca quizá entró con exceso de confianza, pero lo cierto es que quien impuso el ritmo de juego siempre fue el club argentino. Que cuando quiso generar peligro lo genero y, aunque suene masoquista, si quiso sufrir sufrió. Porque a veces le ganaban la espalda fácilmente a Monzón, de enorme tarea en ataque, jugando como el más experimentado en semejante estadio.
El gol llegó, tras un tiro libre que encontró inseguro a Caranta (como en todas las bolas aéras del partido, sin esto quitar su buena tarea) y un gran gol de Wagner tras el rebote marcó el 2-1 y la esperanza para el reciente campeón Mineiro.
Sin embargo no generó mayores problemas un limitadísimo rival que sufrió la jerarquía y la experiencia de este plantel. Después, para terminar de decretar la clasificación, Ramires se fue expulsado en el local a ocho del final. Finalmente, se terminó con triunfo 2 a 1 del Xeneize.

RESUMIENDO
Boca está merecidamente en cuartos, allí, recibirá primero (aparentemente en cancha de Vélez) a Atlas y en la vuelta volverá a Guadalajara, donde por cuartos de la Copa 2005, cayó 4-0. Pero este Boca es muy distinto y sí puede.

4 comentarios:

  1. Dois golaços do Boca, que jogou muito bem. Só Caranta que estava falhando demais.
    Parabéns pela classificação.
    Abraço

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡GRACIAS BOCA!!!!
    ¡¡¡GRACIAS A LOS HINCHAS POR EL APOYO INCONDICIONAL!!!!
    ¡¡¡GRACIAS A LA PRENSA POR LA MALA ONDA!!! BOCA, ante la adversidad demuestra su mistica y su estirpe copero.

    GRACIAS A TODOS, Sigo emocionada por la entrega de los jugadores plasmada en el campo de juego y realmente senti estar en el Mineirao....desde Avellaneda pero con el corazón en Brasil...alentando a mi azul y oro....

    ORGULLOSAMENTE XENEIZE
    100 % BOSTERA

    Ani

    ResponderEliminar
  3. Se puede ser mas grande???

    dificil...

    el orgullo me nfla el pecho... q groso q es Boca!!!!!


    salu2 a todos


    Boca y Huracán

    ResponderEliminar
  4. Cruzeiro hizo fuera de la cancha lo posible para dejar afuera a Boca. Sus hinchas no dejaron dormir al plantel, algo similar a lo hecho por Gremio el año pasado. Pero adentro dejó mucho que desear.

    Más en frío tengo que decir que la defensa no da seguridad, me parece que Morel y Cáceres se entienden entre sí, pero no Morel y Monzón todavía. De todas maneras, hablando de Monzón, es un jugadorazo, no se achica. Parece de los más experimentados y es el más pibe.

    Ayer a Caranta lo vi más inseguro que nunca en las pelotas aéreas pero sigue tapando remates muy difícil, como el del final por ejemplo.

    VAMOS BOCA!

    ResponderEliminar