domingo, 21 de septiembre de 2008

Boca volvió a jugar muy mal y no le quedó ni el invicto de local

El conjunto de Ischia cayó 3-2 con el Matador en la Bombonera. Decepcionante actuación boquense que se sigue perdiendo chances de quedar en los puestos más altos de la tabla. Battaglia (que luego se iría expulsado) y Blanco, en contra, marcaron para el Xeneize, cuadro que quedó con once unidades a cinco del líder San Lorenzo. Martín Morel (2 veces) y Luna convirtieron para los de Cagna.

Boca dejó su invicto en casa. Tras un un año, seis meses y diecisiete días cayó en la Bombonera ante el sorprendente Tigre, que salió a presionar, a ganar y faltarle el respeto al elenco azul y oro. Muchas fallas defensivas ante la inimaginable vocación ofensiva del Matador, que se encargó de demostrar que ante un equipo que se anima un poco más, el Xeneize hace agua de mitad de cancha hacia atrás.

A los seis, un centro al área, tras un rebote le queda el balón a Luna que define con el arco a su merced: 1-0 para los de Victoria. Para consumar la preocupación, a los doce fue Martín Morel quien estampó el 2-0 en favor del huésped.

Entonces, el dueño de casa se levantó y en una ráfaga llegó al descuento, para más tarde arribar a la igualdad. Primero, a los 22, centro de Rodrigo Palacio, la contacta Lucas Viatri hacia adentro y apareció Sebastián Battaglia para descontar. 1-2 y con todo por la igualdad. Seis minutos más tarde, un remate de Jesús Dátolo se desvió en la cabeza de Jonathan Blanco, que de esta forma marcó en contra de su valla.

Enseguida, Tigre volvió al encuentro y nuevamente Morel hizo el 3-2. Para colmo, una falta de Battaglia a Rusculleda provocó la expulsión del volante central.

Ya en el complemento y sin Seba, el team dirigido por Diego Cagna se adueñó del medio y Boca siguió vivo porque el Matador no pudo aprovechar los espacios que se le presentaban. Con poco, el azul y oro fue volviendo al encuentro. Riquelme se hizo algo más patrón del medio y desde el ingreso de Chávez por Calvo, el local tuvo algo más de despliegue por el costado derecho. El dominio era boquense, pese a que los de Ischia jugaban mal.

Y en el final, Tigre defendió con todo lo que tenía el histórico triunfo ante los inútiles esfuerzos del Xeneize por encontrar el inmerecido empate.

CONCLUSIÓN
Desde que volvió (y a muchos les puede molestar que diga esto y opine así) Riquelme le está haciendo mal a Boca. A ver, las fallas defensivas ya estaban, sí, pero de mitad de cancha hacia adelante el equipo apabullaba. Incluso, ante Huracán, que Palermo no estuvo. En sus buenos momentos, Román es muy necesario, ahora me pregunto, para que se ponga las pilas, ¿No puede ir nunca al banco? Hoy Ischia dio un paso: se animó a reemplazarlo.
Por supuesto que cada día me convenzo más de que hay que traer un nueve. Contrariamente con mi primer impresión hace falta un hombre que sea más oportunista. El Titán nunca se olvidará completamente, pero Viatri no tiene la experiencia suficiente para ser titular siempre y con la mochila de tener que borrar la ausencia de tamaño delantero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario