martes, 7 de octubre de 2008

"No estuve por un problema personal pero estoy para jugar"

Caranta brindó la esperada conferencia de prensa y explicó porqué no jugó, acusando un problema personal, y además dijo la razón por la que no habló ni él ni Ischia. "Al final se terminó filtrando información que no era la correcta, por eso todas estas versiones, por eso el silencio de Carlos, el silencio mío, para respetar este problema y a nuestros compañeros", expresó el arquero. Por lo pronto, confirmó que se queda en el club y no se refirió al supuesto problema con Riquelme. Por otro lado, hay dirigentes que creen que el ciclo del actual entrenador al frente del plantel está terminado ¿Vuelve Bianchi el año que viene?

Una conferencia de prensa en la que se aclaró poco fue la que hoy dio Mauricio Caranta. Lo que se esclareció fue que seguirá en el club.

Justificó la ausencia en el choque ante Estudiantes del domingo de esta manera: “Voy a aclarar todos estos rumores que circularon desde el viernes hasta hoy. Contra Estudiantes no jugué por un problema personal, real", luego agregó: "La primera persona en saberlo fue Carlos (Ischia) el viernes a la mañana, porque por la Sudamericana no hubo tiempo para resolverlo antes" y todavía fue más lejos sobre la charla que tuvo con el DT, expresando que "tuvimos una charla de hijo a padre y me dijo que entendía la situación, que sobrepasaba lo deportivo y entraba en un terreno delicado”.

“En esa charla se decidió que lo mejor era cuidar al grupo y no meterlo en esto", pero manifestó que "al final se terminó filtrando información que no era la correcta, por eso todas estas versiones, por eso el silencio de Carlos, el silencio mío, para respetar este problema y a nuestros compañeros".

El padre de Caranta realizó declaraciones en contra de Ischia, y el portero admitió: "El error fue mío por no habérselo comunicado a mis padres, que están en Córdoba. El problema es personal, familiar, muy delicado, no me voy a explayar. El primero en saberlo fue Carlos y luego se lo comenté a mis compañeros".

El cordobés mostró el nerviosismo lógico de la situación y sostuvo: "No tengo doble lectura, no tengo dos respuestas diferentes. El silencio fue por respeto a mis compañeros, nada más". "La decisión fue técnica, Ischia salió a apoyarme. Hay que separar el problema personal del deportivo. Físicamente estoy bien, estoy apto para jugar. Cuando el técnico lo decida, volveré a jugar".

Por otro lado, en los pasillos del club se respira un aire denso. Un aire más que enrarecido. Y hay parte de la dirigencia que opina que Carlos Ischia terminó su ciclo e incluso ya habrían hablado con Carlos Bianchi. El Virrey estaría con ganas de dirigir y si se lo ofrecen, dirigiría a Boca en 2009.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario