jueves, 22 de enero de 2009

Al final fue al revés

La novela de Caranta continúa y ahora el intimado fue el arquero, no Boca. Los dirigentes le exigieron que mañana se presente en Casa Amarilla para entrenar con la Reserva, mientras se espera por un posible pase a préstamo a Atlético Mineiro de Brasil. Abbondanzieri tiene más de un pie en el Xeneize y la semana que viene se sumaría a la pretemporada en Tandil.

El conflicto entre Mauricio Caranta y Boca continúa. El cordobés amenazó con intimar al club para que lo dejen entrenar con la Primera en Tandil o se consideraría jugador libre. Sin embargo, el club de la Ribera fue quien terminó tomando esta medida para exigirle que mañana se presente en Casa Amarilla para entrenar con la Reserva.

El guardavallas se negó a hacer eso ayer cuando viajó a Tandil, dado que según Futbolistas Argentinos Agremiados debía entrenarse con el plantel profesional. En la intimación constaba que los dirigidos por Abel Alves también son jugadores profesionales.

En las últimas horas apareció un rumor, que indica que los brasileños de Atlético Mineiro tienen en carpeta a Caranta. Sería un préstamo por un año y las cifras no estarían definidas, aunque el arquero cobraría alrededor del 25% más que en Boca.

También en el arco, pero entre los que pueden llegar, hay que decir que Roberto Abbondanzieri casi con total seguridad vestirá la azul y oro por las próximas dos temporadas. El ídolo de la institución boquense se reconcilió con Ángel Torres, presidente del Getafe, atajaría el domingo y luego viajaría a Argentina para sumarse a la pretemporada en Tandil.

1 comentario:

  1. Ok, Muchas Gracias yo Tambien ya te agregue a mis sitios amigos...Saludos!!!!

    ResponderEliminar