miércoles, 22 de julio de 2009

El equipo del Coco

Basile paró una alineación por primera vez. Dentro de siete días, Boca se mide con el Manchester United por la Copa Audi y el ex entrenador de la Selección empieza delinear los once que se jugarán frente al subcampeón de Europa. En el equipo estuvieron Roncaglia (como número cuatro), Marino y Díaz, aunque esos puestos serán ocupados por Gunino, Insúa y Medel cuando empiecen a entrenar con el plantel. Podría llegar Paniagua, el jugador de Guaraní, si no se hace lo de Rosada, que se complicó en las últimas horas. Ah, se fue Ibarra.

Alfio Basile sigue trabajando en su nuevo Boca y está feliz: los dirigentes le están trayendo lo que pidió y hoy por primera vez pudo parar once jugadores en un entrenamiento de fútbol que acabó con victoria de los titulares por 2-1.
La formación principal fue: Roberto Abbondanzieri; Facundo Roncaglia, Julio Cáceres, Claudio Morel Rodríguez, Juan Krupoviesa; Leandro Díaz, Sebastián Battaglia, Guillermo Marino; Juan Riquelme; Pablo Mouche y Martín Palermo.
Algunas cosas a atender: Roncaglia jugó de cuatro porque Adrián Gunino, que seguramente será el titular tras la negativa de Ibarra a seguir en el club, aún no se incorporó a los entrenamientos. Algo similar ocurre con Marino y Díaz, cuyos puestos serán ocupados por Insúa y Medel cuando comiencen a trabajar.
Pero sorpresas también hubo en el sector de la defensa: la presencia de Morel en la dupla central con Cáceres y de Krupoviesa en el lateral izquierdo cuando todo el mundo lo imaginaba a Monzón no pueden pasar desapercibido, lo mismo que Mouche acompañando a Palermo en la delantera luego del interrogante que dejó la salida de Rodrigo Palacio.
Los goles del encuentro fueron marcados por Gabriel Paletta (en contra) y Marino para los titulares. Descontó Federico Colazo a favor del cuadro alternativo.
En otro orden de cosas, como consecuencia de que surgieron diferencias en el contrato de Ariel Rosada y el futbolista aún debe acordar su desvinculación del Celta de Vigo, comenzó a ser nombrado Miguel Paniagua, jugador del Guaraní paraguayo que dejó estampada su firma en la Libertadores 2009 jugando para su equipo en la Bombonera cuando marcó el golazo con que los aurinegros consiguieron descontar (el choque acabó 3-1 para Boca).

Si tenes cuenta en Facebook, hazte fan de El Blog Xeneize aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario