domingo, 23 de agosto de 2009

Dudas y más dudas

Boca jugó muy mal, rescató de casualidad un empate 2-2 ante Argentinos como local en una ráfaga: al inicio del primer tiempo, Marino, recién ingresado, puso las cosas como al principio. Hauche y Gianni marcaron para el Bicho. Este inicio de temporada boquense deja mucho que desear y no ilusiona de cara al futuro.

De arranque se vieron las dificultades para un Boca que tardó en acomodarse (nunca lo hizo del todo) en el medio y extrañó la pausa e inteligencia del suspendido Juan Román Riquelme. En su lugar, Nicolás Gaitán no fue protagonista y jamás se erigió en el conductor del equipo.

Corrían y los minutos y de a poco el Xeneize iba insinuando alguna mejoría e intentaba atacar en base a centros. De todas maneras, nunca convenció y fue Argentinos quien abrió el marcador debido a las distracciones de la defensa local. Es que de otra forma no puede entenderse lo ocurrido a los 30 minutos de la parte inicial, cuando Gabriel Hauche, quien no llega al metro setenta le ganó a Gabriel Paletta de arriba y anotó el 1-0. La reacción no llegó y en tiempo de descuento de ese período inicial, Nicolás Gianni anticipó a Hugo Ibarra para aumentar la diferencia.

En el entretiempo, Alfio Basile acertó: Guillermo Marino reemplazó Gaitán y Ariel Rosada a Gary Medel. El ex Newell's fue el iluminado que evitó la derrota. Primero, con un cabezazo al minuto del complemento y cinco más tarde, a través de un remate de afuera del área que sorprendió al arquero Sebastián Torrico.

Durante algún tiempo, pareció que Boca estaba en condiciones de ganarlo. Argentinos no salía de su asombro, estaba desorientado, y Pablo Mouche estrelló un balón en el travesaño. Pero fue sólo un espejismo: poco a poco el desorden fue retornado a la formación local, el Bicho tuvo alguna otra ocasión y el empate pareció demasiado premio para un equipo que hizo poco por lograrlo.

Conocemos a Basile y sabemos que necesitará tiempo. Uno cree que los errores serán solucionados porque hay jugadores para que eso suceda. Esta semana será muy importante para ajustar algunas cosas, porque distracciones como la del primer gol no pueden ocurrir frente a Lanús el domingo que viene. Al menos no se perdió y se levantó un resultado adverso, pero no hay nada para festejar.

Si tenes cuenta en Facebook, hazte fan de El Blog Xeneize aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario