jueves, 3 de septiembre de 2009

El principal rival de Boca es Boca

El Xeneize no gana de local. Esta vez volvió a empatar, 1-1 con Newell's, preso de sus propias limitaciones e incapaz de hilvanar jugadas de ataques. Viatri adelantó a un equipo de la Ribera lleno de ausencias por las Eliminatorias, pero Vangioni igualó a favor de los rosarinos, luego de un error de Abbondanzieri y una increíble pasividad defensiva.

Luego de ganar en la cancha de Lanús frente al local un partido complicadísimo y pensar que eso daría un notable envión anímico para lo que seguía, Boca demostró que tendrá que seguir luchando y vencer de una vez por todas sus propias limitaciones y las complicaciones que solo se genera para cada uno de los encuentros.

Newell's puso la cabeza, jugó con inteligencia, frente a un mediocampo al que no se le cae una idea para romper una defensa segura, que se equivoca en pases sencillos y que pese a tener a Juan Román Riquelme no ganó en claridad en el juego. En la contención, Ariel Rosada estaba muy solo y no logró tener una buena actuación. Sobre el final de la primera parte, Lucas Viatri de cabeza tuvo la única chance clara para el elenco de la Ribera.

La defensa siguió haciendo agua por todos lados y la Lepra llegaba con simpleza. Por momentos en la primera parte, el partido tenía ritmo de amistoso y el equipo azul y oro lo jugaba desconcentrado, sin interés, casi como un partido no oficial. En cambio, los rosarinos contaban con espacios para inquietar, tal y como lo hicieron en ocasiones Cristian Sánchez Prette y Leonel Vangioni.

Cambiamos de período, nos vamos al complemento, pero la tendencia del partido se mantuvo en la mayor parte del mismo. Boca comenzó manejando la pelota pero llegando nada. De todas maneras, parecía estar más cerca de adelantarse en el marcador que su rival. A los 11 minutos, Luciano Monzón envío el balón al área, Guillermo Marino, para algunos con la mano, le bajó la pelota a Viatri y el reemplazante de Martín Palermo venció al resistencia de Sebastián Peratta. Xeneizes 1 - Leprosos 0.

Pero en lugar de agrandarse, soltarse y ganar confianza, los dirigidos por Alfio Basile volvieron a las andadas. Fueron un conjunto apático, que nuevamente se vio superado por el rival y gracias a errores propios perdió la ventaja. Roberto Abbondanzieri salió mal, rechazó con una mano y poca firmeza, dejó el rebote corto y mientras tres defensores lo observaban con atención (pero sin hacer nada), Vangioni se acomodó y sacó el remate que infló la red sobre los 20.

Después, el dueño de casa la sacó barata, como contra Argentinos (también en la Bombonera), en la primera fecha y se llevó un empate que sirve para sumar un punto y mantener el invicto, pero que deja muchísimas dudas y pareció demasiado premio para un equipo que hizo tan poco para llevarse algo. Quedan nueve días para el choque con Atlético Tucumán por la cuarta fecha, un parate que Alfio Basile deberá aprovechar para ajustar muchas piezas que no funcionan. Boca no puede seguir decepcionando porque jugadores hay, habrá que armar un equipo.

Si tenes cuenta en Facebook, hazte fan de El Blog Xeneize
aquí.

1 comentario:

  1. Fala hermano!

    Muito legal seu blog. Texto muito bom e visual bacana. Se quiser trcocar links, estamos à disposição.

    Saudações Rubro Negras!

    Julio Cesar - Tua Glória é Lutar

    ResponderEliminar