domingo, 27 de abril de 2008

Boca volvió a defraudar en un partido clave y se quedó sin invicto

Con un gol tempranero de Menseguez, el conjunto Xeneize perdió el clásico y, como pasó en el semestre anterior, no apareció en un partido importante. Se fue expulsado Vargas sobre el final y no jugará el superclásico. Los dirigidos por Ischia se quedaron a cuatro de la punta y se aleja de la pelea.

Boca llegaba invicto al Nuevo Gasómetro para visitar al San Lorenzo de Ramón Díaz. Ambos guardaban jugadores pensando en sus compromisos de la Copa Libertadores. El elenco de la Ribera perdió el invicto (único que quedaba en el campeonato), decepcionó nuevamente en un partido importante (una constante en la era Russo) y cede terreno en la pelea. Fue 0-1 y el gol lo hizo Menseguez a los dos minutos del primer período.

EL PRIMER TIEMPO
Iban dos minutos cuando llego el 1-0 de San Lorenzo. Meseguez definió ante la salida de Caranta y una terrible falla de los defensores que, literalmente, dormían. Lo más triste para Boca era que en 120 segundos, el Ciclón se había aproximado con peligro tres veces.
La siesta en la defensa Xeneize continuba y una pelota perdida en zona de riesgo por Cardozo pudo acabar, en siete minutos, adentro del arco boquense por segunda vez.
De a poco el equipo visitante fue saliendo del sector defensivo y desnudando algunos errores del fondo rival. Igualmente las pocas ideas del ataque azul y oro hacían que siempre se encuentre como alternativa única el centro al área para que Palermo se las arregle solito y solo como pudiese.
Poco pasaba en esos minutos.

EL COMPLEMENTO
Empezó similar que la etapa inicial: pocas ideas porque el último recurso que había encontrado Boca para atacar, los balones aéreos, de poco iban a servir porque Palermo se fue cuando ingresó Palacio.
De a ratos parecía que se venía el dueño de casa, de a ratos dominaba el conjunto de Ischia, pero sin claridad, sin inventiba, sin peso.
Recién en los últimos quince minutos podría decirse que quisa Boca pudo haberlo igualado. Atacando en forma permanente a los comandados por Ramón Díaz. Roncaglia estrelló un cabezazo en el palo en la jugada más clara del partido. El hecho de que San Lorenzo no resolviera bien las contras hizo al Xeneize mantenerse con esperanza de igualarlo hasta el final. Sin embargo eso no ocurrió.
Para cerrar una tarde negra, Fabián Vargas a los 48 vio la segunda amarilla y se perderá el superclásico ante River de la semana que viene. Ahora, nuestro equipo quedó a cuatro de los líderes: Estudiantes y el clásico rival.

RESUMIENDO
Otra vez, como pasó el semestre pasado, Boca defraudó en un choque de gran envergadura. Otra vez se vio egoismo en muchos jugadores que no piensan en el equipo sino en llevarse los méritos ellos (Gracián, o a veces Ledesma por ejemplo).
Las fallas defensivas de rutina y la falta de idea a la hora de atacar. Si se quiere ganar algo, hay que mejorar demasiado.

2 comentarios:

  1. Fue un partido pobre por el lado de Boca, es que los jugadores tienen la mente puesta en el encuentro con Cruzeiro y despues el clasico con River. Un abrazo y pasate. Vamos a ver que pasa ante River... se espera un clasico con mucha pasión.

    www.mundofutboleroblog.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. JUGAMOS HORRIBLE!
    Pero el resultado podria haber sido peor,nuestra defensa es un flan.....
    Espero que se pongan las pilas CACERES y MAIDANA!
    Aguante Boca

    saludos
    Ani
    http://lamitadmasunoteamaelrestotenvidia.blogspot.com/

    ResponderEliminar