domingo, 2 de noviembre de 2008

La punta con dedicatoria

Con el dolor a cuestas por la muerte de Pedro Pompilio Boca le ganó a San Lorenzo con total justicia 1-0 y se trepó a lo más alto del Apertura junto al Ciclón y Tigre. Riquelme, a los siete del primer tiempo y de tiro libre, hizo el único gol del encuentro. La diferencia pudo y debió ser mayor en favor del Xeneize.

La Bombonera no estaba completa. En la Bombonera faltaba alguien. Faltaba ni más ni menos que Pedro Pompilio, un dirigente ejemplar de la historia boquense. Y los hinchas así lo hicieron sentir, a través de cánticos y banderas. El minuto de silencio en la cancha de Boca fue impresionante. Fue de esos silencios que se escuchan. No voló una mosca, nada, ni el más mínimo murmullo, inclusive del público de San Lorenzo.

El azul y oro salió con un hambre y unas ganas, como nunca. El aliento del público era ensordecedor. La consigna era clara: ganar para dedicárselo a Pedro y así lo entendieron jugadores, cuerpo técnico e hinchas. Salieron a devorar al rival los once dirigidos por Carlos Ischia y enseguida se encontraron arriba. Un tiro libre que ejecutó Juan Román Riquelme buscando alguien que impactará de cabeza encontró la red sin que roce en nadie. 1-0, delirio, con ese gol todos, hinchas Xeneizes y jugadores de cuadro local, se sacaron muchas cosas de adentro y la remera de autor del tanto, que a posteriori sería el del triunfo, lo decía todo: GRACIAS POR TODO, PEDRO, expresó la casaca blanca.

Lejos de quedarse, el dueño de casa siguió yendo. La rapidez y el desequilibrio de Pablo Mouche, que finalmente arrancó de titular y tuvo tres oportunidades muy claras de marcar, la seguridad defensiva y en el medio, comandada esa contención por Sebastián Battaglia (lejos la figura) y Fabián Vargas hicieron que nunca en esa primera parte peligre el triunfo. Además, Lucas Viatri perdió una inmejorable chance mano a mano con Orión. La visita no mostró absolutamente nada (¿la paternidad donde está?).

En el segundo tiempo Boca sintió el desgaste hecho en la primera parte pero dispuso de las chances nuevamente. Después de los 15 minutos, San Lorenzo se empezó a venir y a inquietar un poco más el arco del espectador Javier García, pero de todas maneras no generó nada importante salvo un tiro libre de Adrián González y un cabezazo de Acevedo.

Finalmente Sergio Pezzotta, de aceptable arbitraje, pitó el final. La victoria boquense estaba consumada, el objetivo de dedicarle los tres puntos y la punta a Pompilio estaba cumplido. El Xeneize antes de empezar la fecha del fin de semana pasado estaba ocho por debajo de su rival de hoy, es decir ocho por debajo de lo más alto. Hoy, habiendo sacado los nueve puntos en juego de la semana, se encuentra líder con Tigre y el azulgrana. Boca dejó de depender de terceros, Boca depende de Boca, el campeonato ahora lo tiene en sus manos porque hilvanó su cuarta victoria al hilo.

"NI LA MUERTE NOS VA A SEPARAR, DESDE EL CIELO TE VOY A ALENTAR..." se cantó antes del partido en la Bombonera, un canto que hacía rato no se oía, y está clarísimo porqué, Pedro Pompilio dejó un gran recuerdo y hay que homenajearlo de la mejor manera, porque él siempre estará con nosotros, aunque no lo veamos, porque ama a Boca y al fútbol.

5 comentarios:

  1. Excelente relato!!!!!!

    Vamos Boca todavía!!! aunque Marce no me hable cada vez que gana Boca jajajaaaaa
    eso le pasa por ser GAYinaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  2. Ayer se le ganó a quien hasta entonces supo estar primero y llevarnos en determinado momento 11 puntos de diferencia. Quien se ufana de tener paternidad sobre nuestro club. Quien goza de marketing y del dinero de un empresario televisivo de humilde origen hoy devenido al sensacionalismo.

    Además de emparejarse en el primer puesto a ese equipo y al de un funcionario oficialista, nuestro equipo supo sobreponerse primero al tan mentado-promocionado e inflado “cabaret” armado por cierto sector de la prensa obligado a vender un diario de contenido deportivo todos los días, supo sobreponerse a las importantes ausencias por lesiones y más luego jugar un partido fundamental a tres días de haber perdido a Pompilio.

    Por eso, ayer cada juvenil que se hacia de la pelota, cada quite de Battaglia, y por supuesto el gol nacido más allá de la viveza sino de la técnica del jugador más creativo por el cual Pompilio gestó una de las transferencias mas aventureras del fútbol local de los últimos años, fue seguido y quizás alentado por su alma desde el más allá.

    Por todo ello y más, sirve lo vivenciado ayer por la tarde, como el màs sentido homenaje a quien fuera uno de los presidentes que mas sintió por la institución, quien mas trabajó en pos de un futuro y quien supo llevar ante todo un buen perfil.

    ResponderEliminar
  3. Hola xeneizes!
    Buen encuentro de Boca y buen gol de Román.
    Un abrazo desde España!

    IMPORTANTE: Concurso de Blogs en Mi Rondo. Pasaros y apuntaros. Os espero.
    Mi Rondo

    ResponderEliminar
  4. Una pena que no los goleamos. Boca jugó muy bien y fue el mejor homenaje a un gran hombre.

    Saludos.

    ResponderEliminar