miércoles, 19 de noviembre de 2008

Otra vez sopa

Palacio entrenó diferenciado porque sintió dolor en la zona donde lo afecta desde mitad de año la pubialgia. El delantero jugó media hora ante Vélez y marcó el segundo gol. En las próximas horas se analizará cómo sigue de cara a la visita a San Martín de Tucumán. Cáceres y Vargas también son duda.

Comúnmente se dice, cuando alguien no tiene buena suerte, que está meado por un elefante. En el caso de Boca, los elefantes están, son varios y hay para regalar. Porque Rodrigo Palacio, que apenas saboreaba con esperanza su vuelta a las canchas ante Vélez con gol incluido, volvió a sentir dolor en la zona donde lo tiene a maltraer una pubialgia durante todo el segundo semestre.

El atacante practicó aparte de sus compañeros y su presencia en Tucumán para enfrentar a San Martín es una incógnita. Entre mañana jueves y el viernes se analizará su evolución y se determinará si, al menos, puede ir al banco de suplentes ante el cuadro tucumano.

Por otra parte, Gabriel Paletta (rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha) empezó con los trabajos de kinesiología y tanto Julio Cáceres como Fabián Vargas, al igual que Palacio, realizaron trabajos de manera diferenciada. El primero, porque padece un pequeño desgarro, y el colombiano una leve distención en la rodilla derecha. Ambos se suman a las dudas en el equipo para enfrentar al Santo, aunque al parecer evolucionan bien.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario