domingo, 7 de diciembre de 2008

Maestros... en desperdiciar oportunidades

Otra vez más (y van...) Boca dejó pasar el tren. Hoy podía salir campeón o al menos seguir haciendo valer sus dos puntos de ventaja. Sin embargo, empató sin goles ante Gimnasia y ahora comparte lo más alto del campeonato con San Lorenzo y Tigre, a falta de una fecha, y con Lanús a dos puntos.

Boca volvió a jugar muy mal y volvió a no poder ganar. Ahora, empató con sabor a derrota ante Gimnasia en La Plata y desperdició la chance, por lo menos, de acariciar el título.

En el primer tiempo, lo mejor fue del Lobo, aunque realmente escasearon el fútbol y las ocasiones. Juan Román Riquelme, fue bien controlado, no se puso el equipo al hombro y se vio un cuadro boquense muy tibio. Con una defensa que no pasó tantos sobresaltos pero un ataque que no estuvo a la altura de las circunstancias.

El local jugó de contra y logró hilvanar las jugadas de más riesgo en ese primer periodo. Alvaro González no se mostró convencido a la hora de atacar y Jesús Dátolo se extrañó demasiado en el mediocampo azul y oro.

Ya en el complemento se vio lo mejor de una pobre producción boquense. Generando alguna jugada de ataque, teniendo en algún córner la oportunidad de convertir. Sin embargo, en el mejor momento de Boca, Claudio Morel Rodríguez se hizo echar tontamente por patear, sin pelota, fuera de la cancha, a Ignacio Piatti (esto no le puede pasar a un jugador de su experiencia). Una tontera y la roja para el paraguayo.

Y ahí fue cuando Carlos Ischia metió mano. Porque sacó a Luciano Figueroa, metió a José María Calvo para reforzar la mitad de la cancha y casi no atacó más el conjunto que hasta ese momento era líder en exclusividad. No sabía a lo que jugaba el Xeneize, si atacar, si defender, no tenía claro cuál era la estrategia y el DT no se encargó de aclararlo.

Así fue como Javier García tuvo algunas acciones importantes en las que actuó muy bien, en especial a los 41 luego de una gran jugada individual de Juan Neira. Nicolás Gaitán remató muy mal, dos minutos antes, la que tuvo mano a mano ante el arquero Gastón Sessa y el partido se acabó así, empatado, empate inútil para las aspiraciones de un equipo que recibe a Colón el domingo y para ser campeón ya no depende sólo de su resultado, sino de lo que hagan por su lado también Tigre, San Lorenzo y estará con un ojo en el encuentro de Lanús, que está dos puntos abajo.

CONCLUSIÓN: Cuando algo me enoja, escribo esta parte. Y me enoja que Carlos Ischia haya vuelto a leer mal un partido clave. Porque Boca no tuvo los huevos suficientes para afrontar este partido y porque Morel, ay Morel, se hizo echar en el momento menos indicado.
Empezando por el DT, el partido pedía a gritos, A GRITOS, a Pablo Mouche, se notaba claramente que la forma de ganarle a la defensa de Gimnasia era la velocidad de él y Nicolás Gaitán juntos, entre ellos, Boca hoy ganaba. Pero no, el DT demostró ser de equipo chico y no de un grande que se está jugando NI MÁS NI MENOS QUE EL CAMPEONATO. Queda con un solo delantero, especula con que Tigre estaba empatando, Tigre pasó a ganar y ahora, ahora dejamos de depender de nosotros mismos.
De los jugadores, no se metió, simplemente eso. No se puso la garra suficiente. Si así vamos a jugar los partidos importantes, no vamos a ganar nunca nada. Ya pasó en la final de la Recopa, que casi pierden en la Bombonera algo que podría haber costado muy caro, porque en cierta manera es lo que mantiene a Ischia en donde está hoy, porque de no ser por eso, cuando perdió con Estudiantes se habría ido. Nada está perdido, pero así está muy lejos.

6 comentarios:

  1. Para empezar, increíble la previa al partido: los periodistas de TyC entrevistando al arbitro y pidiendo casi a gritos que de existir faltas se sancione, que de fabricar penales, se los ignore y toda una gran paraferalia anti Boca, con el objetivo de que el arbitro entre a la cancha condicionado.
    Ya en el partido, se pudo ver al tamden Morel y Alvaro por izquierda, ambos preocupados y concentrados... en sus peinados! dieron verguenza ajena, muchachos vayanse!
    "Ese Muchacho" Caceres, tal vez preocupado en preguntarse de que va a trabajar el año que viene, es obvio que de futbolista deja mucho que desear!
    Battaglia tambien jugaba condicionado, sabía que todos los ojos propios y ajenos estarían deteniendose en él, y ante cualquier falta vería tarjeta.
    Riquelme sufrió marcas escalonadas. Figueroa ausente y Viatri generoso en el juego en equipo, pero sin pesar en ataque.
    Coincido con vos, hoy era el partido para Mouche, y en lugar de Alvaro si hubiera estado en condiciones debería haber jugado Pochi Chavez.
    Vayamos al rival... planteó al partido... bah para que me voy a gastar en analizarlo, si de la forma en que jugó se vio que estaba motivado
    El atacante titular parecía Ballack, y cuando entró el Pampa Sosa, hoy hizo más en 15 minutos que en un semestre entero en el Boca 2002!
    Esta pelicula ya la vi en el 2006, diferentes actores pero el mismo guión.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es increíble como no se aprovecha a tomar ventaja cuando se puede hasta salir campeón ese mismo día.

    Pues veremos que pasará al final de la jornada 19, hay que ganar ante Colón, no hay mañana, de mantenerse el triple empate ¿qué procede para sacar al campeón?

    ResponderEliminar
  3. Triangular. Y si los tres empatan y Lanús gana, habrá cuadrangular.

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    Alucinante. Como haya un empate a 4 bandas la cosa sera interesante.
    Será un fin de semana intenso. Boca se dejó empatar en lo más alto cuando lo tenia todo de cara.
    saludos des de Futbol Mundial

    ResponderEliminar
  5. Creo que me sería muy justo se arreglara eso y que gane el que mejor diferencia de goles tenga o el duelo directo.

    ResponderEliminar
  6. Si se definiera por el duelo directo (creo que así debería ser) Tigre se aseguraría que el domingo que viene ganando sale campeón, porque le ganó a los otros tres candidatos. San Lorenzo (1-0 de visitante) Boca (3-2 de visitante) Lanús (3-0 de local).

    ResponderEliminar