domingo, 25 de enero de 2009

Qué buen Dátolo

Con dos goles (uno de penal) y una gran actuación del ex Banfield, Boca se llevó el primer superclásico ante River por 2-1. Tuvo un hombre menos casi todo el partido por la expulsión de Battaglia y enseguida quedó 1-0 abajo. Sin embargo, Jesús lo igualó y en el complemento lo dio vuelta. Cuando faltaban poco para el final del encuentro, Ferrari dejó al rival también con diez. Por segunda vez consecutiva (igual que en el Apertura) con un futbolista menos casi todo el encuentro el Xeneize se quedó con el clásico.

El primer tiempo fue parejo. A ambos equipos les costaba generar juego. Ninguno desequilibraba demasiado. Pablo Mouche no llegó a ser el de los partidos anteriores por el lado de Boca, pero de todas maneras fue de lo mejor. Jesús Dátolo era su socio, aunque el mediocampista arrancó impreciso el juego.

Por otro lado, River trataba de salir de contra, la defensa boquense generalmente estaba bien parada y no sufría demasiado.

Todo eran insinuaciones hasta que Sebastián Battaglia, a los 31 minutos, le dio una patada de atrás a Radamel Falcao. De ese tiro libre llegó el gol de Gustavo Cabral. Tras un defectuoso cabezazo hacia atrás de un defensor Xeneize, un remate de Mauro Rosales que atajó dando rebote Josué Ayala y entonces, con el arco a su merced, el zaguero Millonario la metió. Parecía que nos iban a pasar por arriba.

Pero con diez y por la obligación de ir a buscar la igualdad al parecer Boca se iluminó un poco más. Manejó con un poco más de claridad el balón y a los 40 arribó a empate. Julio César Cáceres metió un balón para Facundo Roncaglia que entraba por derecha, éste metió el balón al área por bajo, la impactó Dátolo y puso las cosas iguales.

Un tiro libre de Leandro Gracián pasó cerquita pero no desniveló, por eso se fueron a los vestuarios empatados.

El segundo tiempo fue decididamente aburrido. Imprecisiones en todos lados, pero nunca se notó el hombre de más que tenía River. Los dirigidos por Carlos Ischia no sufrieron para nada aunque tampoco tuvieron peso ofensivo.

Todo hacía suponer que en algún momento el Xeneize sentiría el desgaste y el Millonario lo arrinconaría pero no, se achicó y la formación de la Ribera lo aprovechó. El ingreso de Ricardo Noir fue clave por lo siguiente: se metió en el área, Matías Abelairas lo tocó y Baldassi cobró el correcto penal en favor boquense. Lo pateó Dátolo, que ya venía tirando caños y jugando muy bien. El arquero Daniel Vega la rozó pero no pudo evitar el gol.

A pocos minutos del final, Paulo Ferrari se fue expulsado por doble amarilla debido a la impotencia.

Un Dátolo importante: con uno menos en el Apertura, Boca venció 1-0 a River como visitante, hoy con uno menos, también le ganó. Además, si el Xeneize empata con Racing en martes se llevará el Torneo de Verano 2009.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario