jueves, 21 de mayo de 2009

Afuera de dos copas

Estoy triste. No puedo putear a nadie en particular. Sólo decir que el partido de esta noche que Boca perdió con Defensor Sporting 1-0 de local me convenció de algo que venía sospechando en base a este semestre boquense: hace falta una limpieza. No sólo se acabó el ciclo de Carlos Ischia en la conducción, sino para algunos jugadores.
Palermo tiró en Fox Sports un par de conceptos interesantes: "Le veníamos errando los caminos. No era el rumbo de los últimos años, hace rato me doy cuenta". "No estuvimos a la altura". Eso dijo el Titán y por fin lo reconoce alguien de adentro.
Boca no encontró los caminos para entrar frente a un rival muchísimo más inteligente. Más allá de que al principio insinuó más con Rodrigo Palacio intratable, al delantero no lo buscaron tanto como deberían haberlo buscado en esa parte final.
Nuestro equipo no fue inteligente, y eso que hoy sí jugó Riquelme. No tuvo calma en el manejo del balón y cuando le convirtieron no reaccionó. A los 27 minutos, Diego De Souza giró ante la mala marca de Juan Forlín y clavó el primero y único gol del la noche.
Este golpe bastó. Es cierto que el Xeneize tuvo chances pero no nos agarremos de eso para decir que mereció mejor suerte. No. No nos engañemos. Se repitió en centros, Riquelme desapareció cuando más lo necesitábamos, Palacio se apagó en el segundo tiempo y para colmo el DT, cuando no, se equivocó.
Nadie duda de la capacidad goleadora de Luciano Figueroa, pero hacía falta en Boca alguien que desborde, alguien con quien Boca pudiese abrir la cancha. Pero el señor (lamentablemente todavía sigue siendo el técnico) metió a Lucho y no a Pablo Mouche en lugar de Claudio Morel Rodríguez, además de ingresar Nicolás Gaitán por el errático Cristian Chávez, que en lugar de abrir la cancha siempre jugó para el medio.
Pero la cosa no cambió. Martín Silva, portero rival, hizo su aporte cuando lo necesitaron pero repito: eso no quiere decir que la victoria de Defensor Sporting haya sido injusta.
Boca se repitió en pelotazos, en centros y más aún cuando quedó el doble nueve (que en este equipo nunca funcionó). Muchas cosas por revisar. Mucho por analizar. Un equipo que no pone lo que tiene que poner, que ni siquiera hace valer su localía y que ante las adversidad suele no tener respuestas (lo del domingo fue una excepción que creo ilusionó a todos).
Habrá que hacer una profunda autocrítica. Muchos ciclos se acabaron. CARLOS ISCHIA POR FAVOR ANDATE. LOS JUGADORES YA NO TE RESPONDEN Y TE TENÉS QUE IR EN ESTE MOMENTO ANTES DE HACERLE MÁS DAÑO AL EQUIPO MÁS GRANDE DE AMÉRICA. PERDISTE EL RESPETO QUE TE DIO EL TÍTULO DEL APERTURA 2008. SI NO TE VAS, TE TIENEN QUE ECHAR.
MUCHOS JUGADORES TAMBIÉN HAN CUMPLIDO UN CICLO. HACE FALTA UNA RENOVACIÓN. ESTO ANTES NO PASABA. TODOS SON CULPABLES: JUGADORES, DIRIGENTES Y EL CUERPO TÉCNICO.
Se complicó la clasificación inclusive a la Libertadores 2010 por los puntos. Parece una cosa totalmente imposible que Boca gane el próximo Apertura, que es lo que necesitaría para clasificarse a la Copa 2010. Sólo quedaba la chance de ganar ESTA edición, pero quedó demostrado que esos quince puntos de la fase de grupos fueron mentirosos. La Copa empezó ahora y Boca arrugó después de mucho tiempo.
Esto me salió. Estoy mal. Que se yo.

¿Quién debe ser el técnico de Boca?
¿Considerás que hay jugadores que deben irse? ¿Quiénes?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario