miércoles, 29 de julio de 2009

No pudo ser

Boca cayó frente al Manchester United por 2-1 en Alemania por la Audi Cup. Fue el primer encuentro de Basile en su segundo ciclo como DT del club. Quedó claro que Medel no es lateral derecho, que a todos les falta fútbol y que habrá que tener algo más de creatividad en ataque. Flojo partido de Abbondanzieri (responsable del segundo gol, convertido por Valencia). El otro tanto de los ingleses fue anotado por Anderson, con un excelente tiro libre, y descontó en el segundo tiempo Insúa. Cabe destacar que en ningún momento el cuadro boquense fue claramente superado por un rival con mucho más rodaje y que en el complemento hizo todos los méritos para empatar.

En el primer tiempo fue un típico partido de pretemporada. Con casi ninguna chance clara y con problemas en ataque para ambos equipos. El Manchester manejó mejor el balón en los primeros minutos y a Boca le costaba salir, pero con el correr del tiempo todo se fue emparejando y a partir de los diez minutos se jugó más en campo del subcampeón de Europa que en el del cuadro argentino.

A los 22 minutos del primer tiempo, el campeón de Inglaterra encontró la ventaja. Fue por intermedio de una ejecución espectacular de tiro libre de Anderson, jugador que aún no había marcado goles con la casaca del conjunto rojo. Luego de este tanto, los dirigidos por Alex Ferguson se aprovecharon de la confusión Xeneize y tuvieron una ocasión muy clara en los pies de Wayne Rooney que logró tapar Roberto Abbondanzieri.

En materia de chances, sólo Sebastián Battaglia remató desde lejos por el lado de la formación de Alfio Basile, que estuvo carente de creatividad. Mucha posesión del balón, demasiada, pero falta de sorpresa por las bandas para generar peligro. Para colmo, Antonio Valencia sacó, sobre los 41, un remate en apariencia inofensivo pero que se le coló por abajo a Abbondanzieri y culminó en el 2-0. Una diferencia exagerada.

En el segundo tiempo Boca tuvo chances, llegó al descuento y (es una opinión personal) pudo haber llegado al empate si hubiera estado más fino. Iban nueve minutos cuando Gary Medel tuvo su mejor aparición del encuentro. El chileno, pese a toda su entrega, voluntad y ganas, no se sintió cómodo en la posición de cuatro. Sin embargo, se juntó con otro de los "nuevos" y fue el asistidor en el 1-2 tirando el centro para que Federico Insúa la clave de volea.

Con los ingresos de Pablo Mouche en lugar de Ricardo Noir y Cristian Chávez por Leandro Díaz, el equipo de la Ribera ganó en desborde y desequilibrio arriba. Sin embargo, chocó con el arquero o con su poca puntería y no logró igualar.

Ya pasados los 35 de la parte final, pasó poco y nada en ambos arcos. Boca no encontró los caminos aunque entró Guillermo Marino por Juan Román Riquelme, tampoco con Nicolás Gaitán por Insúa y mañana a las 13.30, se enfrenta al Milan, que cayó 4-1 frente al Bayern Munich.

Falta rodaje y ajustar algunas piezas: Medel no puede ser lateral, Mouche parece estar un escalón más arriba que Noir para acompañar a Palermo e Insúa se tendrá que definir entre la posición de volante por la izquierda o segundo enganche y de acuerdo a ello armar el mediocampo.
En lo personal, pienso que deberíamos apostar al desborde de Mouche y jugar con el doble cinco (Medel y Battaglia) y el doble enganche (Riquelme e Insúa).

Si tenes cuenta en Facebook, hazte fan de El Blog Xeneize
aquí.

2 comentarios:

  1. queres ser columnista y publicar noticias de boca ?? entra a www.elgrandtblog09.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. www.elgrandtblog09.blogspot.com entra y publica las noticias , comunicate con nosotros

    ResponderEliminar