domingo, 15 de marzo de 2009

Si siempre estuvieras tan enchufado...

Boca tuvo un funcionamiento difícil de imaginar tras su derrota frente a Independiente y, con Riquelme iluminado, Forlín firme y Palermo como gran asistidor, le hizo tres grandes goles a Argentinos: 3-0. El joven defensor, Figueroa y Palacio marcaron los tantos del triunfo para quedar a seis del puntero Lanús. La Bombonera eligió a Román, como era de esperar, luego de su renuncia a la Selección y la pelea con el DT de Argentina. Se lesionó Morel Rodríguez.

Qué distinto es Boca cuando Juan Román Riquelme tiene un buen día. Hoy el diez fue la figura y respondió a los cantos de los hinchas en apoyo hacia su persona luego de la polémica con Diego Maradona y la renuncia al seleccionado argentino.

El Xeneize tardó un rato en hacer pie en el medio y Argentinos inquietó un poco, pero no mucho. No se demoró en corregir las falencias, empezó a aparecer Román y el dominador del encuentro fue el dueño de casa.

Riquelme hizo alarde de su categoría al sacarse de encima a dos jugadores rivales, rematar y estrellar la pelota en el travesaño. Era la clara muestra de que quería demostrarle a Maradona que se equivocó porque jugó exactamente como el DT quería. Adelantado, casi como un delantero más.

Luciano Figueroa y Martín Palermo fueron la dupla de ataque dado que Carlos Ischia prefirió preservar a Rodrigo Palacio para el choque de la Libertadores. Así las cosas, a Boca le faltó desborde pero se las ingenió para complicar por izquierda con las permanentes subidas de Claudio Morel Rodríguez.

Parecía que la etapa inicial se iba con el marcador en blanco cuando el último campeón comenzó a meterse el partido en el bolsillo. Primero, un córner muy bien ejecutado por Nicolás Gaitán fue impactado de cabeza por Juan Forlín, que saltó muy bien y colocó el 1-0. Iban 39 minutos.

Seis más tarde, Gaitán intentó la pared con Riquelme pero la devolución de Nico le llegó a Martín Palermo. El Titán le dio una asistencia área "a lo Riquelme" a Luciano Figueroa, que definió de manera perfecta.

En el segundo tiempo todo siguió igual de bien para Boca y de mal para Argentinos. Una apilada de Román pudo significar el tercero, también trató Fabián Vargas de afuera, pero nada más. Todo fue muy tranquilo y la visita no ofreció nada, salvo cuando Andrés Romero quedó mano a mano con Roberto Abbondanzieri, pero el Pato resolvió muy bien y cerró las piernas para que la bola no pasara entre ellas.

El cuadro azul y oro quiso golear y lo hizo con una espectacular jugada colectiva. Facundo Roncaglia se la dio a Riquelme, que se la devolvió a Roncaglia, éste se la dio a Palermo, quien con un gran taco habilitó a Rodrigo Palacio, la Joya se sacó de encima a Sebastián Torrico y definió.

Todo lo que siguió fue un toqueteo boquense para alimentar el "ole, ole" de la gente y para inflar la ilusión del campeón, porque Boca está vivo. Ah, además terminó con el arco en cero y es noticia. Pese a esto, siempre hay una mala: Claudio Morel Rodríguez terminó muy dolorido y se quedaría afuera, por lo menos, de la visita a Guaraní.

1 comentario:

  1. vamos boquita campeon!!! aguante roman idolooo!!! muy buena la pagina!! este es el boca q queremos ! espero seguir disfrutando de lo bueno y a veces malo de boquita! muy bien 10! y todo el equipo!

    ResponderEliminar